¿Qué tipo de grasa deberíamos perder?

 

Si queres perder peso, recordá que no todos los kilos son iguales. ¿Sabés que la grasa corporal es importante para el cuerpo, no sólo para la apariencia, sino también para la salud?. Entérate si la grasa corporal sólo protege los órganos, sólo controla la temperatura, o si también es una fuente de energía para tu cuerpo.

Lo más probable es que vos, tus amigos y vecinos estén peleando contra un enemigo del que saben muy poco, para comprobarlo respondamos la siguiente pregunta:

¿Cuál es la función de la grasa?

a. Almacena energía

b. Influye en su capacidad para combatir infecciones

c. Regula su presión arterial

d. Afecta la forma en que la sangre forma coágulos

e. Todas las anteriores

La grasa no es sólo un depósito de almacenamiento suave, es una fuente activa de proteínas de señalización que regulan todo lo anterior y más.

Así que antes de celebrar los múltiples talentos de la grasa, reconozcamos que la triste verdad es que demasiada grasa sigue siendo algo malo. Lo interesante aquí es que si perdés grasa, es posible que veas mejorar mucho más que sólo tu cintura, podés fundamentalmente alterar tu metabolismo.

El truco es saber qué grasa perder y cómo perderla.

El cuerpo básicamente almacena dos tipos de grasa:

Grasa subcutánea y visceral

Grasa abdominal

Pensemos en ellas como las grasas inútiles y malvadas, respectivamente; debajo de la piel va la grasa inútil o subcutánea. La flacidez alrededor de la cintura y la grasa en los muslos y glúteos se deben a este tipo de grasa (es la que puede ser tratada mediante liposucción).

La grasa visceral es la que profundiza y es metabólicamente malvada, está asociada con la diabetes, las enfermedades cardíacas, el colesterol alto, la hipertensión y otras enfermedades. Esta grasa se almacena en la cavidad abdominal y alrededor de órganos importantes, como el hígado.

Una barriga que ha crecido por abusar de la cerveza, es una barriga de grasa visceral que se ha salido de control. En esos casos por ejemplo, una liposucción sólo podría acceder a la grasa debajo de la piel, y no podría desinflar el vientre.

La grasa visceral también es engañosa porque puede ser alta incluso en aquellos que son delgados:

“Hemos realizado una investigación exhaustiva utilizando MRI (Imágenes de resonancia magnética) para cuantificar la grasa abdominal en humanos”, dice el radiólogo Dr. Harsh Mahajan. “A menudo, aquellos que no parecen obesos tienen grandes cantidades de grasa abdominal en el interior”.

Él piensa que las imágenes de resonancia magnética serán la forma en que los médicos comenzarán a evaluar los niveles de grasa visceral en el futuro.

La razón por la cual no existen pruebas comunes para evaluar los niveles de grasa visceral hoy en día es porque no existe aún un tratamiento específico.

Los estudios en animales han demostrado que cuando la grasa visceral se elimina quirúrgicamente, los animales se vuelven más saludables. Para los humanos, la mejor recomendación es el ejercicio riguroso. Aunque el ejercicio es la forma ideal de perder peso, también es la que menos lo adopta quien más lo necesita.

Actualmente hay muchos medicamentos en desarrollo para tratar la obesidad en general, algunos suprimen el apetito, otros disminuyen la absorción de grasa. La leptina es una hormona de la obesidad que durante mucho tiempo ha eludido a los desarrolladores de fármacos, pero que aún puede funcionar. La cirugía bariátrica funciona, pero solo está indicada para personas con obesidad mórbida.

Para aquellos que buscan una solución rápida para su grasa abdominal, la mejor recomendación es que contengan la próxima ronda de cervezas, ya que puede que tome algún tiempo para que surjan tratamientos efectivos.

Hasta entonces, mientras hacemos dieta y ejercicio, inspirémonos sabiendo que incluso si la balanza nos niega resultados interesantes, podemos estar disolviendo alguna grasa visceral maligna en nuestro interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *