Alergia Alimentaria

 

Puede aparecer de manera repentina, e incluso ocurrir con un alimento que anteriormente habías consumido. Enterate de lo que no sabías sobre la alergia a los alimentos.

La alergia es un conjunto de alteraciones de carácter respiratorio, nervioso o eruptivo que se producen en el sistema inmunológico por una extremada sensibilidad del organismo a ciertas sustancias a las que ha sido expuesto, y que en condiciones normales no causan esas alteraciones. La alergia a ciertas comidas puede aparecer de un día para otro, incluso si anteriormente consumías con regularidad un alimento, es posible que ahora te caiga mal.

Hay dos maneras en las que se puede presentar una alergia alimentaria:

Provocando reacciones tardías, entre dos horas a un par de días después de la ingestión de algún alimento, mostrando síntomas leves como: picores, enrojecimiento, etc.

Provocando reacciones inmediatas de forma graves, como una anafilaxia, en la que los síntomas son: dificultad respiratoria, calambres, hinchazón en la garganta, insuficiencia cardíaca y otros.

En los peores casos se debe actuar con rapidez, pero manteniendo la calma.

¿Cuáles son los síntomas de la alergia alimentaria?

En los casos de alergias alimentarias leves, los síntomas más habituales son:

Erupciones

Urticaria

Inflamación

Picores y enrojecimiento

Irritación nasal

Dolor abdominal

Diarrea o vómitos

En los casos de las alergias graves puede producirse:

Tos y/o asma

Dificultad respiratoria

Hinchazón en los labios o la cara

Reflujos

Dolor en la garganta

Opresión torácica

Problemas para respirar

¿Qué hacer en caso de alergia alimentaria?

En los casos leves se suele usar antihistamínicos y/o corticoides, ambos deben ser recetados y/o administrados por un médico.

Si el caso es leve y sólo presenta urticaria o picazón, se puede usar paños fríos en la piel o tomar una ducha de agua fría, ambos ayudarán a calmar el escozor.

Para los casos graves, si los síntomas se presentan de forma simultánea (urticaria, picazón, hinchazón en los labios o articulaciones, dolor de estómago, dificultad respiratoria, cierre de los bronquios, etc.) se debe llamar a una ambulancia e indicar que es una emergencia, o acudir al centro de salud más cercano porque la vida del paciente puede correr peligro.

Tanto en una alergia leve como en una severa, se debe ser extremadamente cuidadoso en el uso de los medicamentos (deben ser recetados por médicos). Lo más importante a la hora de controlar una alergia alimentaria es reconocerla y guardar la calma para poder actuar de forma inmediata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *